Entrega del Doctorado Honoris Causa a Manuel Gómez Morin


Palabras del Rector de la Escuela Bancaria y Comercial, doctor Carlos Prieto Sierra, durante la ceremonia de entrega, de manera póstuma, del Doctorado Honoris Causa de la EBC a don Manuel Gómez Morin, en la Sala Bancaria del edificio principal del Banco de México. 21 de noviembre de 2014.

Dr.Carlos

  • Don Agustín Carstens Carstens, Gobernador del Banco de México.
  • Don Vicente Romero Said, Profesor Decano de la Escuela Bancaria y Comercial.
  • Don Antonio del Valle Ruiz, representante del Jurado de Honor que eligió a quien hoy galardonamos.
  • Familiares de Don Manuel Gómez Morin.
  • Amigos que nos acompañan …
  • Es un honor dirigirme a ustedes en esta ocasión en que llevaremos a cabo la Ceremonia Protocolaria de Entrega de Grado “Doctor Honoris Causa” a don Manuel Gómez Morin.

    Comenzaré por trazar un breve contexto histórico de la Escuela Bancaria y Comercial -la EBC- porque considero, que partiendo de éste, es que entenderemos con mayor profundidad el significado de esta ceremonia.

    El 10 de marzo de 1929, precisamente en este mismo edificio y bajo la investidura del entonces Presidente del Consejo del Banco de México -Don Manuel Gómez Morin-, se fundó lo que en aquellos días se llamó “Escuela Bancaria del Banco de México”.

    Con ello comenzó la historia de una institución que, a lo largo de sus ochenta y cinco años de vida, ha resguardado celosamente sus orígenes, tradiciones y patrimonio cultural.

    Por ello, celebrar este acto académico en el recinto denominado “la Sala Bancaria” es especialmente significativo.

    Y lo es porque fue precisamente aquí donde nacimos.

    Por ende, ¡regresar a “casa” después de 85 años, evidentemente nos llena de emoción y alegría!

    Extiendo, a nombre de la comunidad de la EBC mi más sincero agradecimiento al actual gobernador del Banco de México, el Dr. Agustín Carstens,

    por habernos permitido enaltecer esta ceremonia, no únicamente con este espacio; sino muy especialmente, por honrarnos con su presencia en calidad de testigo de honor, en este acto académico cuyo propósito es el otorgamiento del primer Doctorado Honoris Causa que la EBC realiza en toda su historia.

    Adicionalmente, entregar este título meritorio a la persona que nos fundó hace ochenta y cinco años, cuando él fungía como Presidente del Consejo del Banco de México, hace doblemente significativa la ceremonia que hoy habremos de presenciar.

    El grado de “Doctor Honoris Causa” es un título honorífico que las instituciones de educación superior otorgamos, por conducto de su correspondiente claustro docente -en esta ceremonia representado por nuestro Decano el Profesor Vicente Romero Saíd-, y lo confieren a personas eminentes que se distinguen en ciertos ámbitos, o bien por ser dignos representantes de los valores que la propia institución otorgante profesa.

    Ya será el propio maestro Romero Saíd quien nos explique con detalle el correspondiente protocolo.

    Independientemente de ello, quisiera aprovechar este momento para reconocer, a través del Decano, a los mil doscientos maestros que hoy conforman el cuerpo académico de la EBC y que gracias a su compromiso y dedicación hacen valer el prestigio que goza nuestra institución.

    Vaya a todos ellos mi más sincero agradecimiento por su labor magisterial.

    Por otro lado, los ex alumnos son los pilares que sostienen nuestra fortaleza y reconocimiento público.

    Los más de ciento cuarenta mil egresados que se han graduado de la EBC, están en este momento representados por don Antonio del Valle Ruíz, quien además, fue el primero en recibir el reconocimiento de Ex Alumno Distinguido, reconocimiento que la institución otorga año con año a un solo ex alumno que a lo largo de su vida profesional se distingue por ser fiel reflejo de nuestros Principios Institucionales.

    De igual manera, será el propio Don Antonio, quién nos explique los criterios seguidos para la selección del galardonado.

    Adicionalmente, aprovecho para agradecer profundamente a los Ex Alumnos Distinguidos que nos acompañan este día, no únicamente por habernos ayudado como miembros del Comité de Honor, teniendo como responsabilidad el seleccionar al ahora laureado, sino especialmente, por ser inspiración y ejemplo para los doce mil alumnos que hoy conforman el cuerpo estudiantil de la EBC.

    Los años han pasado y la Escuela Bancaria y Comercial del siglo XXI, es sin duda una institución diferente a la iniciativa que tomó el Banco de México al inicio del siglo XX.

    La EBC de hoy es:

    Vaya a todos ellos mi más sincero agradecimiento por su labor magisterial.

    Por otro lado, los ex alumnos son los pilares que sostienen nuestra fortaleza y reconocimiento público.

    Los más de ciento cuarenta mil egresados que se han graduado de la EBC, están en este momento representados por don Antonio del Valle Ruíz, quien además, fue el primero en recibir el reconocimiento de Ex Alumno Distinguido, reconocimiento que la institución otorga año con año a un solo ex alumno que a lo largo de su vida profesional se distingue por ser fiel reflejo de nuestros Principios Institucionales.

    De igual manera, será el propio Don Antonio, quién nos explique los criterios seguidos para la selección del galardonado.

    Adicionalmente, aprovecho para agradecer profundamente a los Ex Alumnos Distinguidos que nos acompañan este día, no únicamente por habernos ayudado como miembros del Comité de Honor, teniendo como responsabilidad el seleccionar al ahora laureado, sino especialmente, por ser inspiración y ejemplo para los doce mil alumnos que hoy conforman el cuerpo estudiantil de la EBC.

    Los años han pasado y la Escuela Bancaria y Comercial del siglo XXI, es sin duda una institución diferente a la iniciativa que tomó el Banco de México al inicio del siglo XX.

    La EBC de hoy es:

    •  La institución de educación superior privada más antigua del país
    •  Es y ha sido siempre una institución especializada en el ámbito de los negocios.
    •  Es mexicana
    •  Es laica.
    •  Es incluyente.
    •  Y sobre todo es una comunidad viva y en constante evolución.

    Estas características nos distinguen y nos hace ser quienes somos.

    Sin embargo, de la misma manera, la EBC es una comunidad que reconoce sus raíces, su legado y sus valores.

    Especialmente, vivimos y profesamos nuestros Principios Institucionales, que fueron sembrados desde su fundación:

    •  Somos estudiantes para siempre
    •  Somos impulsores de progreso
    •  Somos honestos y socialmente responsables.

    Con esta vitalidad y frescura, pero siempre sostenidos por las tradiciones y el prestigio logrado, es que en éste, nuestro octogésimo quinto aniversario, nos sentimos con la absoluta autoridad moral y con la madurez necesaria para celebrar esta ceremonia, cuyo propósito será conferir el grado de Doctor Honoris Causa a uno de nuestros más notables fundadores, don Manuel Gómez Morin.

    Muchas gracias

     

    Facebook Escuela Bancaria y Comercial Twitter Escuela Bancaria y Comercial Youtube Escuela Bancaria y Comercial Instagram Escuela Bancaria y Comercial

    Escuela Bancaria y Comercial, S.C. Derechos Reservados 2016 Ver aviso de privacidad