Un nuevo acuerdo
entre grandes amigos

Icono ventana

Erick Omar Rosas Romero*

El ser humano ha buscado siempre establecer acuerdos con otros individuos o grupos para lograr beneficios que mejoren la calidad de vida de cada una de las partes. Estos arreglos evolucionan con el paso del tiempo, y lo que antes funcionó como un sencillo acuerdo verbal entre dos personas, hoy se consolida con mayor seriedad mediante la firma de un documento legal.

Está en nuestra naturaleza construir relaciones de amistad, de compañerismo y de colaboración, pues en ello radica la aceleración de logros y de mejores resultados para las partes involucradas.

Un famoso proverbio dicta: Si quieres ir rápido, camina solo; si quieres llegar lejos, ve acompañado. Esto lo entendimos rápido, como individuos, mientras que en las alianzas descubrimos una fuente de valor inagotable que sirve para el intercambio de bienes y servicios, así como para mejorar la calidad de vida. Evolucionamos, y las alianzas siguieron facilitando el logro de objetivos. Así fue que conseguimos más y mejores resultados.

Para entender mejor la naturaleza de una alianza, podemos ejemplificarlo con nuestra cotidianidad: convivimos con grandes grupos de personas, pero sólo con algunos estrechamos lazos de verdadera amistad y confianza. Sea por tener ideales, pasatiempos o proyectos similares, juntos trazamos la ruta para brindarnos apoyo recíproco.

En el mundo empresarial, las alianzas buscan cumplir con distintos objetivos, tales como adquirir más clientes, acceder a nuevos territorios, mejorar procesos y minimizar riesgos. En pocas palabras, una alianza de este tipo fortalecerá a ambas partes y mejorará la competitividad empresarial ante un panorama globalizado, que cada día es más demandante. Desde luego, las instituciones educativas también se unen a la estrategia de encontrar aliados para ofrecer mejores servicios de profesionalización a sus respectivas comunidades.

Desde sus inicios, la EBC entendió plenamente la necesidad de estrechar vínculos con las organizaciones más prestigiadas en el ámbito de los negocios, aquellas que no sólo contaran con gran experiencia profesional, sino que también fueran ejemplo de honestidad, valores y responsabilidad social.

Para fortalecer este sentido de colaboración mutua, el pasado 11 de enero celebramos, en nuestra casa de Rectoría, la firma de un nuevo convenio. En esta ocasión, tuvimos la oportunidad de añadir a nuestro grupo de aliados a una de las firmas de consultoría más importantes del mundo: EY.
Anteriormente conocida como Ernst & Young, esta organización se ha ganado un lugar privilegiado dentro de las denominadas Big Four, famosas globalmente como las cuatro empresas más importantes del mundo de la consultoría y la auditoría.

En aquella mañana de enero, abrimos las puertas de nuestra hermosa casona ubicada en Marsella 44, para recibir a un grupo de representantes de esta firma, entre los que se encontraba Óscar Aguirre Hernández, Socio Director de Auditoria de EY México.

Al encuentro asistieron estudiantes, profesores y autoridades de la Escuela Bancaria y Comercial, así como nuestro rector, el doctor Carlos Prieto Sierra, cuyas palabras de bienvenida se refirieron al entusiasmo experimentado por la consolidación de este nuevo acuerdo y a la esencia de las alianzas como el pacto para lograr un bien común.

Dentro de este discurso de bienvenida, nuestra máxima autoridad señaló que este convenio nos ayudará a formar mejores generaciones de mexicanos que puedan impulsar el desarrollo de nuestro país.

¿Cómo lograr esta monumental labor? ¡Mediante el desarrollo de habilidades blandas!**

-En la actualidad, las empresas ya no sólo requieren conocimientos duros***, también buscan habilidades de liderazgo, comunicación y trabajo en equipo. Estas características serán cada vez más importantes en el futuro… ¡Hoy estamos celebrando una gran fiesta, en favor del desarrollo de las nuevas generaciones!, expresó el doctor Carlos Prieto.

Después de estas palabras, el C.P.C Óscar Aguirre, representante de EY México, tomó el micrófono para expresar las virtudes de este acuerdo:

Éste es el primer convenio que tenemos con una universidad. Nos da gusto estar alineados con la EBC para formar a los futuros profesionales de este país. Como una de las firmas más importantes del mundo, nos preocupamos por promover temas de liderazgo, ventas y trabajo en equipo, pues se viene un cambio muy fuerte, que estamos ya experimentando: asuntos como robótica y data analytics, que llevan a modificar temas como la auditoría. Hoy, gracias al uso de estas nuevas tecnologías, podemos optimar tiempos y brindarle información de mayor valor a nuestros clientes. Tenemos que ser disruptivos para adaptarnos a esos cambios. Estoy seguro de que somos la primera firma que lleva dos años aplicando data analytics.

-En agosto de 2018 cumplí treinta años como profesor de nuestra institución. Sin embargo, hay que sumar a esa cifra mis siete años como estudiante de la EBC (vocacional y licenciatura) y un año de profesor adjunto, así que tengo 38 años de vivir dentro de la Institución.

Al final, las autoridades representantes de ambas instituciones firmaron el nuevo acuerdo de colaboración académica, cuyo propósito es fortalecer la excelencia educativa en beneficio de las nuevas generaciones de estudiantes mediante capacitación, asesoramiento académico y acceso a experiencias de prácticas profesionales.

*Jefe de Comunicación y Planeación de Medios
**Habilidades blandas (soft skills) es el nombre que recibe el conjunto de aquellas virtudes individuales que se adquieren en el núcleo familiar, en el entorno social y en las mismas relaciones interpersonales (capacidad de liderazgo, aptitud para trabajar en equipo, inteligencia emocional, etcétera). Las habilidades blandas permiten al individuo integrarse con éxito en los ambientes laborales. Por eso, las grandes organizaciones y las instituciones educativas están interesadas en fortalecerlas y cultivarlas tanto como las habilidades duras (hard skills).
***Las habilidades duras se refieren a los conocimientos académicos o técnicos que las empresas suelen exigir para cubrir una vacante.