Sinergias de innovación empresarial
Icono ventana

Erick Omar Rosas Romero*

Para llevar adelante una idea de negocio, es importante mantenerse firme y con la clara conciencia de que nuestra resiliencia** se pondrá a prueba desde el primer momento en que decidimos materializar nuestros anhelados proyectos.

Al hablar de emprendimiento, inevitablemente nuestra lógica nos lleva a idealizar el concepto y pensar siempre en el establecimiento y el ejercicio de un negocio propio, ese paraíso en el que no padeceremos las rígidas estructuras organizacionales de una empresa establecida y donde no serán asfixiadas nuestras más valiosas virtudes, como la creatividad, el ingenio y la proactividad.

Esta idea de emprendimiento se fortalece entre los miembros de la generación “Y”, mejor conocida como milénica (millennial), personas nacidas entre 1985 y 1994 que se identifican plenamente con el espíritu libre y optimista, que están sedientas de aprendizaje, que son adaptables, que no siguen lineamientos, que son dueñas de su propio tiempo y que, sobre todo, están convencidas de que pueden alcanzar aquello que se propongan.***

Sin embargo, es importante destacar la otra cara del emprendimiento, aquella que en la mayoría de los escenarios no se toma en cuenta, pues suele alejarse de la idea convencional…

Para emprender, no es necesario impulsar nuestra propia idea de negocio. En estricto sentido, el emprendedor puede ofrecer soluciones dentro de una organización. El emprendedor es aquel que constantemente ofrece propuestas de valor ahí donde se encuentra, es aquel que busca nuevas metas incluso en las estructuras laborales tradicionales.

Si bien ambos escenarios de prosperidad no son imposibles de alcanzar, la realidad nos muestra que no será fácil materializar nuestros sueños. Sencillamente, es parte del proceso de formación el enfrentar todo tipo dificultades que, en la mayoría de los casos, pondrán a prueba nuestras habilidades y nuestros conocimientos.

Tomando en cuenta las características que conforman el gran reto de emprender, la Dirección de Vida Estudiantil impulsa desde 2015 el talento de los estudiantes a través de Catapulta, centro de emprendimiento que promueve ecosistemas fértiles para el desarrollo de nuevas ideas de negocio, con el respaldo de las figuras y las empresas más importantes del mundo de la innovación.

Respondiendo a las necesidades de una comunidad plural, Catapulta ha apuntalado las bases de una amplia gama de encuentros, que sirven como semillero y como punto de partida para llevar las nuevas ideas de negocio a otro nivel. Como muestra de dichos acontecimientos, podemos mencionar el Encuentro Anual de Emprendedores (que el pasado noviembre celebró su décima edición), el apoyo dado a Hult Pirze (plataforma de emprendimiento social con mayor peso en el panorama internacional) y, más recientemente, Business Innovation Synergies, mejor conocida como BIS, una nueva apuesta por la innovación que los pasados 7 y 8 de mayo logró reunir a más de quinientos jóvenes en nuestro recién inaugurado Campus Guadalajara, donde además convergieron líderes empresariales, representantes del gobierno local y de instituciones de educación superior.

Materializar un proyecto de esta magnitud siempre representa una labor titánica. Sin embargo, Catapulta ha sabido colaborar a través de los años con diversas organizaciones que mejoran la experiencia de los participantes. En el reciente caso de BIS, se contó con el apoyo de EBC Campus Guadalajara y de la Secretaría de Innovación, Ciencia y Tecnología de Jalisco (SICyT), así como con la participación de más de treinta comunidades aliadas del ecosistema emprendedor, tales como Wizeline, Techstars, Fuckup Nights y Startup Grind, entre otras.

Durante esta nueva propuesta de emprendimiento, los asistentes formaron parte de una amplia variedad de actividades, como talleres, mesas de trabajo y una conferencia magistral. Los tópicos abordados durante estas dinámicas giraron en torno a temas de capital humano, oportunidades de negocio, habilidades de emprendimiento y capital de riesgo.

Ante los excelentes resultados obtenidos por BIS en su primera edición, ahora podemos identificar claramente las necesidades de los jóvenes que buscan generar un impacto positivo en su entorno. ¡Nuevos horizontes se divisan en el campo de la innovación! Gracias a esta iniciativa, Jalisco ha presenciado una muestra del talento de nuestra comunidad.

* Coordinador de Comunicación y Planeación de Medios Internos.
** La resiliencia es la capacidad de adaptación de un ser vivo frente a un agente perturbador o un estado o situación adversos (Diccionario de la Real Academia Española).
*** Esta definición de milénico coincide, a propósito, con la definición popular de adolescente, en cualquier momento de la historia de la civilización occidental.