LA TRIBUTACIÓN FISCAL Y EL EMPRENDIMIENTO,
elementos fundamentales
en la planeación del crecimiento personal

Icono ventana

*Álvaro Vargas Briones

Hace unos días, recibí una petición a fin de participar en un panel de análisis en torno a un tema de gran importancia: la tributación fiscal en el caso de personas que deciden prestar sus servicios profesionales de manera independiente (capacitación, consultoría, asesoría financiera, etcétera) y al margen del trabajo que pueda tener dentro de una empresa y con un salario específico, es decir, prestando servicios profesionales de manera individual o bajo la modalidad del emprendimiento.

La plática buscó proporcionar al público una guía general para que cualquier emprendedor o trabajador independiente pueda cumplir con las obligaciones fiscales de manera oportuna y acorde con la normatividad tributaria.

Después de toda una serie de comentarios y análisis, caí en la cuenta de que en México realmente es muy fácil emprender ordenadamente en materia tributaria y que las autoridades hacendarias proporcionan asesoría fiscal gratuita en sus diferentes módulos u oficinas recaudatorias para que uno pueda, si así lo quiere, abrir un negocio o un despacho y ofrecer cualquier servicio: asesoría en comercio internacional, apoyo en diseño industrial y autopartes, es decir, cualquier actividad en la que se tenga conocimientos sólidos y experiencia.

¿Qué pasos deben seguirse?

En materia fiscal, lo primero que debe hacer cualquier persona que vaya a emprender es obtener su cédula fiscal o Registro Federal de Contribuyentes (RFC). Para ello, es necesario darse de alta o presentar el aviso de cambio de situación fiscal ante las autoridades del Servicio de Administración Tributaria (SAT), trámite que se puede realizar de manera muy simple e incluso mediante el uso del portal sat.gob.mx, lo que permitirá contar, a la par, con el trámite de la “firma electrónica”. A partir de ese momento, nos convertiremos en contribuyentes y podremos generar facturas fiscales o recibos de honorarios.

En el portal del SAT o en sus oficinas, también se deberá tramitar el sello digital, elemento indispensable para emitir cualquier tipo de factura o comprobante fiscal.

Hecho lo anterior, ¿qué obligaciones adicionales se tendrá que cubrir?

Si nos damos de alta como persona física por servicios profesionales, será necesario efectuar la declaración mensual de los ingresos obtenidos, las retenciones que se efectuaron, al igual que la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros (DIOT), en la que se registra aquellos servicios o insumos de un proveedor en caso de que se hayan efectuado tales operaciones; todo ello en los primeros 15 días del mes.

De igual forma, se deberá presentar la declaración anual, sin dejar de considerar los gastos efectuados y la declaración del Impuesto al Valor Agregado (IVA), así como el Impuesto Sobre la Renta (ISR).

Es de destacar, que en la declaración anual podrán ser deducidos los gastos y las inversiones realizadas para llevar a cabo la actividad seleccionada, tales como pago de sueldos, arrendamiento del local, luz, teléfono, papelería, inversiones en activo fijo, equipo informático y equipo de oficina, entre otros.

¿Qué deducciones podemos realizar?

La respuesta es simple, en la declaración anual, podrán deducirse gastos médicos, dentales, hospitalarios, gastos funerarios, primas de seguros de gastos médicos mayores, intereses hipotecarios, aportaciones voluntarias a los fondos de ahorro para el retiro, donativos que se hayan efectuado a personas o instituciones, colegiaturas y transporte, entre otros.

Después del análisis efectuado, el panel en el que participé me llevó a una conclusión: las contribuciones fiscales y el emprendimiento son como un matrimonio indisoluble que puede traer pros y contras, pero que al final lo que busca es que todos salgan ganando.

*Economista y profesor de posgrado de la Escuela Bancaria y Comercial (Campus Ciudad de México), Director del Centro de Estudios Estratégicos y Alta Dirección y Presidente del Consejo de Administración de Grupo DNC