Internacionalización, una oportunidad
para alcanzar el éxito profesional
en un mundo globalizado

Icono ventana

Raúl Omar Moreno García*

El mundo actual se ubica en una etapa histórica de la economía caracterizada por la compleja interconexión entre los estados, derivada del auge de la llamada globalización. Debido al nivel de interdependencia de los países en diversos sectores, ha sido necesario que éstos tengan que generar con mayor recurrencia esquemas de cooperación que les permitan satisfacer sus necesidades de la mejor manera posible.

Los cambios tecnológicos presentados en las últimas décadas del siglo pasado y principios del actual han impactado, sin lugar a dudas, en diversos ámbitos, particularmente en el económico. El sistema global actual interconectado demanda hoy una profesionalización de la fuerza laboral mucho más específica y completa. Esto se debe a que las empresas buscan constantemente personas con conocimiento y manejo destacado de las tecnologías de la información, que cuenten además con habilidades como el dominio de otros idiomas, mismos que les permitan interactuar adecuadamente con el mundo y así poder crear esquemas de negociación y de cooperación más efectivos.

La internacionalización de la educación superior se inserta en este contexto integral de una forma sobresaliente, pues es a través de ella como se ha destacado en múltiples instituciones de nivel superior la cooperación académica internacional, con la finalidad de generar profesionales con competencias universales.

Si bien la movilidad estudiantil es uno de los principales ejes de la internacionalización, ésta no se limita a tal esquema, pues también debe incluirse el desarrollo conjunto de la investigación entre países, la cooperación académica virtual e inclusive la creación conjunta de contenido curricular que fortalezca los conocimientos de los estudiantes y de los académicos dentro del contexto global.

Ante este contexto, y con un claro entendimiento de la internacionalización, en la EBC buscamos propiciar experiencias globales para nuestra comunidad de estudiantes y de académicos, con el objetivo de expandir sus horizontes y forjar en ellos una visión internacional. Para lograr tal propósito, seguimos esforzándonos por articular estrategias que promuevan una cultura universal, lo cual incluye la negociación de nuevos convenios de cooperación académica, así como la profundización en la colaboración con nuestras actuales 41 universidades aliadas.

En un contexto donde existen múltiples formas de colaborar, la EBC promueve (además de los intercambios semestrales y anuales) otros programas, como los cursos cortos de idiomas en el extranjero, los programas académicos especializados de corta estancia en otro país e inclusive la movilidad virtual, que se desarrolla con instituciones socias como la Universidad Internacional del Ecuador.

*Ejecutivo de Movilidad Académica