ALICIA LILLIAN
ZÁRATE REYES

EX ALUMNA DISTINGUIDA 2017
DE LA JUÁREZ A LA GRAN MANZANA

¿Por qué hacemos lo que hacemos? ¿Por qué dedicamos nuestro tiempo y recursos para garantizar la mejor educación de negocios del país? ¿Por qué diseñamos planes de estudio que combinan teoría y práctica como ningún otro? ¿Por qué reclutamos a los mejores maestros del país? ¿Por qué distribuimos campus en los cuatro puntos cardinales? Porque haciéndolo garantizamos profesionales indispensables, profesionales que catapultan el crecimiento económico y elevan los estándares de vida en el país. Porque lo que hacemos no es un fin en sí mismo, lo que hacemos tiene un propósito más grande: cambiar la vida.

¿Y cómo se cambia la vida?

Ocupándonos de lo importante, pensando en el beneficio colectivo, siendo flexibles, empáticos, valientes, insistiendo en ideales certeros, construyendo, refundándonos como sociedad y como individuos.

Durante casi nueve décadas, la Escuela Bancaria y Comercial ha formado a más de ciento cuarenta mil egresados, entre los que contamos con innumerables casos de éxito, notables profesionistas que, en su quehacer diario y basados en los valores éticos infundidos por su alma máter, se han convertido en pieza clave para la construcción de la economía y el desarrollo de nuestro país, a la vez que se han distinguido por asumir el conocimiento como base de su preparación y como herramienta de su desarrollo profesional.

A estos personajes la EBC los reconoce como Ex Alumnos Distinguidos, quienes se caracterizan por una encumbrada trayectoria profesional, a lo largo de la cual algunos han asumido cargos directivos y otros han encabezado organizaciones con presencia nacional e internacional.

Referente clave para las nuevas generaciones de emprendedores y para la gente de negocios, el Ex Alumno Distinguido es un reflejo fiel de nuestros Principios Institucionales: Somos estudiantes para siempre, somos impulsores de progreso, somos honestos y socialmente responsables.

Es el caso de Alicia Lillian Zárate Reyes, licenciada en Contaduría Pública por la EBC, con maestría en Finanzas por el Tecnológico de Monterrey.

Ya en la primavera de 2012 se vislumbraba este reconocimiento, cuando fue incluida dentro del grupo de los seis Ex Alumnos Destacados de ese año. En aquella ocasión tuvimos la oportunidad de entrevistar a Alicia y obtener de ella reflexiones que todavía hoy sirven de ejemplo a las nuevas generaciones de estudiantes. La serie de reconocimientos que ha recibido a lo largo de su trayectoria profesional, por ejemplo, la hacen considerar su compromiso con el entorno:

“Me siento honrada, a la vez que obligada con mi sociedad. Queriéndolo o no, este tipo de menciones te vuelven un modelo a seguir para otros seres humanos, para otras mujeres y para otras generaciones (…). No soy una mujer de sueños, sino de proyectos. Por eso mismo, mis recomendaciones a quien está ahora en sus años de escuela son muy sencillas y prácticas: conoce, investiga, ve más allá de lo que te dan en la escuela, analiza, aprende a planear y haz todo eso con responsabilidad y con pasión.”

Con el puesto de CRM Controlling Region Lead en Siemens Healthcare Diagnostics Inc. desde mayo de 2017, Alicia reside actualmente en el Estado de Nueva York, en donde cumple con las responsabilidades propias de su cargo. Sin embargo, se dio un espacio en su apretada agenda para contarnos cómo vive ella los Principios Institucionales de la Escuela Bancaria y Comercial.

SOMOS ESTUDIANTES PARA SIEMPRE

¿Cómo llevas en tu vida profesional este principio? ¿Cómo mantienes tu condición de estudiante permanente?

“Soy estudiante para siempre porque mantengo mi compromiso con el estudio y lo promuevo; porque cuando hablo de estudio con mis colegas y amigos, rompo el cliché de que continuar estudiando es un sacrificio y lo presento como un medio para fortalecer nuestro conocimiento y nuestros pensamientos, los cuales dan forma a nuestros actos que, en primera instancia, mejoran la percepción que los demás tienen de nosotros, permitiéndonos así la entrada a aquellos círculos que nos atraen para desempeñarnos profesional y personalmente; y a través de los años, el estudio nos da sabiduría, no sólo para actuar sino también para guiar a otros (familiares, amigos, becarios, colegas o personal que nos reporta).

“Mantengo mi condición de estudiante permanente a través del entrenamiento continuo en aquellos temas que se relacionan con mi profesión, y a través de la lectura e investigación sobre temas que se relacionan con la profesión de mis familiares y amigos, para así poder siempre tener discusiones interesantes cuando nos reunimos.

“Hoy en día es imposible no ser estudiante permanente. Afortunadamente, la tecnología permite reducir el costo de cualquier entrenamiento y las empresas pueden invertir en ello, viendo la conveniencia de incrementar la productividad de los empleados. Durante los últimos quince años, prácticamente el 80% de mi entrenamiento lo he tomado de forma virtual y en los horarios que a mí me funcionan.

“Adicionalmente, mi profesión me permite conocer y continuar estudiando: visito regularmente otros países cuya cultura tiene, de alguna manera, influencia en los procesos de trabajo; y, para poder sentarme a la mesa de discusión y hacer negocios, necesito conocer y estudiar los detalles locales. En cada viaje al extranjero, aprendo algo nuevo y generalmente, documento las buenas prácticas que encuentro, para así poder compartirlas con colegas de otros países.”

SOMOS IMPULSORES DE PROGRESO

Desde la profesión y desde la misma nacionalidad, ¿cuáles son las aportaciones personales de las que te sientes orgullosa y con las que consideras que has participado en el desarrollo y el bienestar de tu entorno social?

“Durante mi vida profesional he trabajado en varias empresas, y desde hace 26 años en puestos de gerencia y dirección, teniendo equipos de trabajo a mi cargo, de los cuales han salido profesionistas que también han llegado a puestos de dirección. Con esto quiero decir que me siento orgullosa de haber entrenado y guiado profesionalmente a la mayoría de ellos.

“Durante el tiempo que trabajé en empresas internacionales establecidas en México, siempre me preocupé por mostrar y demostrar que con equipos de profesionistas mexicanos, expertos y confiables, las inversiones estaban seguras, había transparencia en la operación y se podía trabajar en el crecimiento de los negocios.

“Siempre, en todos y cada uno de mis puestos laborales, luché por la igualdad de género. En un inicio, mi objetivo era luchar por mi crecimiento como mujer profesionista. Años después, cuando yo ya tenía influencia en los procesos de contratación, pugnaba por que los departamentos de Recursos Humanos adecuaran sus criterios para poder incluir mujeres profesionistas en los procesos de reclutamiento, evaluar sus capacidades de una forma justa y diseñar los planes de sueldos y compensaciones de una forma equitativa entre ambos géneros. Adicionalmente, como líder de equipos de trabajo, siempre apoyé la diversidad y el tener equipos plurales.”

SOMOS HONESTOS Y SOCIALMENTE RESPONSABLES

¿Cuáles son los principios éticos y los principios morales sobre los que has basado tu conducta profesional? ¿De qué manera la organización para la que trabajas ha cumplido con su responsabilidad social en el entorno nacional y en el entorno mundial?

“Mi conducta profesional la he basado principalmente en la honestidad, la dignidad y la justicia. Esto me ha permitido ser confiable, tanto ante mis superiores como ante los integrantes de mis equipos de trabajo; cada uno de ellos ha sabido qué esperar al trabajar conmigo. Mis superiores fácilmente pueden decidir qué tipo de responsabilidad asignarme y con qué límites de autoridad; y los integrantes de mis equipos de trabajo han decidido seguirme porque saben que conmigo, adicionalmente al compromiso que existe con la empresa, hay un compromiso con ellos, con su crecimiento profesional y su bienestar personal.

“Llevo trabajando para Siemens más de 10 años en 3 diferentes países (México, Alemania y Estados Unidos de América), y durante este tiempo he podido constatar que los productos y servicios que comercializa, promueven el bienestar social y crean lazos con las comunidades al proveer avances tecnológicos que mejoran la vida diaria de las personas. Adicionalmente, Siemens en México maneja de forma continua programas de educación, de apoyo social y de mejora al medioambiente.”

¿Qué significa para ti “hacer negocios para cambiar la vida”?

“Hay eventos que cambian nuestra vida, sin que podamos tener influencia en ellos; pero la mayor parte del tiempo, nuestra vida cambia por las decisiones que tomamos. Para mí, hablar de cambiar la vida es hablar de mejorarla o de verla con diferente perspectiva, pero siempre con un mismo objetivo: el de vivir plenamente, el de estar satisfechos con la forma en la que hemos decidido vivir nuestra vida y hacer realidad nuestros sueños.

“Cuando queremos cambiar y mejorar nuestra vida, visualizamos nuestros sueños y nos proponemos metas; y después pensamos y decidimos cuál es el mejor vehículo o medio para alcanzarlas; y para muchos de nosotros hacer negocios ha sido el mejor medio de introducirnos en un ambiente donde no sólo encontramos las condiciones favorables para lograr nuestros propósitos y hacer realidad nuestros sueños, sino también encontramos personas con sueños o metas similares, y colaboramos con ellas para lograr dichas metas, tal vez en menor tiempo y con la satisfacción de que trabajamos juntos en el bienestar común.

“Puedo decir que hacer negocios me ha cambiado la vida…

“Porque no sólo he cumplido una meta profesional, sino que también he podido cumplir otros sueños que he alineado a mi profesión.

“Porque al hacer negocios pude desarrollar capacidades que me ayudaron a crecer profesional y personalmente.

“Porque el hacer negocios moldeó mi personalidad, venciendo miedos para seguir adelante.

“Porque al hacer negocios conocí la satisfacción que deja el servir y ayudar a los demás.

“Porque al hacer negocios me comprometí con mi país, con su desarrollo y con su crecimiento, así como con el desarrollo de sus nuevas generaciones.”

Al felicitar a nuestra Ex Alumna Distinguida 2017, lo hacemos con la agradable sensación de triunfo colectivo y de éxito general, y con la alegría de verla crecer como persona y como profesional en un periplo que parte del edificio de Reforma 202 y llega al Estado de Nueva York (después de haber residido un tiempo en Alemania).

Porque si buscamos otro nombre para Alicia Lillian Zárate Reyes, encontraremos en nuestro lema las palabras exactas para definirla: Solidez en el saber, destreza en el hacer, integridad en el ser.