José Luis Osorio
Mondragón

Icono ventana

CECILIA SANDOVAL MACÍAS*

La historia de la EBC comenzó a escribirse tras la Revolución de 1910, durante la construcción del México moderno en las décadas de los veinte y treinta del siglo pasado, cuando el país reconfiguraba su imagen y se debatía entre los proyectos de nación propuestos por diversos grupos ideológicos. Estos primeros años se caracterizaron por un constante espíritu de creación y experimentación que permitió la articulación de las bases para restaurar el país y para que ocurrieran profundos cambios, aquellos que lo llevarían al progreso y la modernidad.

La participación de los intelectuales en este proceso fue decisiva, tanto en la institucionalización de todos los sectores vitales del país (económico, político, salud, infraestructura y educación) como en las transformaciones culturales que forjaron el nacionalismo mexicano.

En este influjo, la EBC fue fundada en la Biblioteca del Banco de México el 10 de marzo de 1929 con el propósito de ofrecer los conocimientos técnicos necesarios para el manejo de la banca central. La Institución contó con eminentes licenciados, abogados, ingenieros y, naturalmente, contadores que estuvieron a cargo de diversas cátedras. La trayectoria de estos intelectuales está inscrita en la historia del siglo XX mexicano por sus valiosos aportes en la política, la banca, el sector empresarial y el educativo. Son historias que inspiran hoy a la comunidad de la Bancaria a continuar con su legado y a emprender nuevos proyectos.

Uno de nuestros diecisiete fundadores es el ingeniero José Luis Osorio Mondragón, de quien -gracias a la generosidad de su familia- resguardamos parte de su archivo personal en el Archivo Histórico de la EBC.

José Luis Osorio Mondragón nació en Texcoco, Estado de México, el 8 de octubre de 1885. Desde muy pequeño comenzó a asistir a escuelas para adquirir la instrucción primaria y media en Texcoco, la Ciudad de México y posteriormente en Veracruz. A mediados de 1900, regresó a la capital a continuar sus estudios y poco después ingresó al Colegio Militar de Chapultepec, donde cursó la carrera de Ingeniero Constructor. En 1910, trabajó en las obras de introducción de Aguas Potables y en la construcción del ferrocarril mexicano del Pacífico.

Como muchos de sus contemporáneos, José Luis se vio envuelto en los movimientos armados convocados por la Revolución: en 1911, se le ordenó incorporarse a la columna del general Victoriano Huerta que combatiría en el norte del país. Sin embargo, siempre prefirió la ciencia y el conocimiento a la guerra y la política, como puede leerse en sus inconclusos diarios de campaña: “Durante esa campaña (la de Huerta contra Orozco), visité y conocí gran parte de la región boreal del país y las ciudades de Torreón, Jiménez, Santa Rosalía, Chihuahua y, de regreso, Querétaro. Escribí parte de la historia de la campaña, exploré la vía….”1

Concluido el tiempo de servicio, pudo dedicarse por entero a su pasión, la Geografía, en todas sus posibilidades: investigación, viajes, educación.


AHEBC. Fondo JLOM. Retrato de José Luis Osorio Mondragón, 1929.

En 1914, ingresó a la Universidad Nacional de México como profesor de la Escuela Nacional Preparatoria, en la que colaboró por más de treinta años impartiendo cátedras de Geografía e Historia. A partir de entonces, su vocación docente lo condujo a dedicar una importante parte de su vida a la educación en instituciones como la Facultad de Altos Estudios, la Facultad de Filosofía y Letras y la Escuela Central de Artes Plásticas. También estuvo a cargo de la asignatura de Geografía Económica en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales por un año.

En 1933, formó parte de la comisión que redactó el plan de estudios de la Escuela Nacional Preparatoria y también participó en la creación del Instituto de Ciencias Históricas, a cargo de Alfonso Caso, y del Instituto de Geografía, bajo la dirección del propio Osorio Mondragón, en la Universidad Nacional. Entre sus muchos aportes a la enseñanza de la Geografía está la División pentagráfica de la República Mexicana, que sistematiza su estudio. Durante ese año, en el rectorado de Manuel Gómez Morin, fue director de la Escuela Nacional Preparatoria y participó en la organización de la Escuela de Iniciación Universitaria.


AHEBC. Fondo JLOM. Oaxaca. Texto mecanoescrito, s/f
4. AHEBC. Fondo JLOM. Breves apuntes de Geografía Humana, México, D.F., 1927


Su amor y su curiosidad por la naturaleza lo llevaron a realizar numerosos viajes y excursiones por el país. Sus narraciones, tanto profesionales como de placer, han quedado plasmadas en cartas, fotografías y artículos publicados en diferentes medios especializados de la época, como Conozca usted a México2, México pintoresco y El Turista Mexicano.3

Don José Luis es autor de diversos textos, en los que volcó profundas reflexiones académicas y el resultado de sus exploraciones. Entre ellos, se cuentan Algunas rectificaciones importantes a la Geografía de la República Mexicana y la división regional de su territorio y El camino del Xinantécatl que aparecieron en las memorias de la Sociedad de Geografía y Estadística, en el boletín de Biología y la revista Nueva Generación.

Entre sus estudios, destacan los trabajos que realizó en Tepeaca, Tecamachalco, Tlacotepec y Tehuacán para determinar las condiciones meteorológicas poblanas y proponer las necesarias obras de regadío en la región, así como su estudio del sistema volcánico transversal mexicano, al cual denominó Tarasco-Noha.

Debido a su trayectoria como ingeniero y a sus descubrimientos, asesoró en sus investigaciones a los doctores alemanes Fritz Joeguer, de la Universidad de Berlín, y Leo Waibel, de la Universidad de Kiel, participando en sus estudios fisiográficos en los Valles de México y Oaxaca.

En 1940, fundó La Revista Mexicana de Geografía y formó parte de las sociedades de Alzate y de la Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.

José Luis Osorio Mondragón es uno de los fundadores de la Escuela Bancaria y Comercial. Por varios años, impartió en ella la cátedra de Geografía Económica y también escribió en la revista Banca y Comercio.

Don José Luis falleció el 10 de abril de 1944. Hoy, en 2016, a través de sus poemas, manuscritos y cartas, podemos acercarnos a su historia y podemos hacernos una idea de cómo vio el devenir de México. En la EBC nos sentimos orgullosos de poder aprender de su amor por el conocimiento y la enseñanza. Sin duda, la historia de José Luis Osorio es un ejemplo para toda la comunidad de la EBC. Su archivo es parte valiosa de nuestro patrimonio.

1 AHEBC. Fondo JLOM, Diario de Campaña, 1911.
2 El primer ejemplar de Conozca usted a México fue publicado en marzo de 1924. En él, don José Luis narró el ascenso que realizó al al Iztaccíhuatl el 26 de septiembre de 1920 acompañado por personajes ilustres de la época como el doctor Castillo y Piña, el doctor Pallares y el doctor Tritschler.
3 La publicación El Turista Mexicano, órgano de la Asociación Turística Mexicana, fue dirigida por Rafael Loera y Chávez e impreso en los talleres de la Editorial Cvltvra. En ella José Luis Osorio escribió artículos como El camino de las Huastecas, El camino del Nevado y Un bello circuito a través de las tierras morelenses.

*Jefatura de Archivo Historia y Museo