Historia de nuestras
acreditaciones

Icono ventana

CECILIA SANDOVAL MACÍAS*

La calidad es el sello que imprimes a todas tus acciones y que se traduce en un logro que lleva precisamente ese sello. La calidad es un principio de vida.
Julio Gutiérrez Trujillo


La importancia de las acreditaciones radica en que ofrecen una garantía de calidad y otorgan valor agregado a la institución que las recibe. Para la EBC, frente a una cantidad importante de instituciones, constituye un elemento diferencial que respalda los programas de estudio que ofrece y sus resultados; para los empleadores es el sello que asegura que contratarán a una persona que estudió un programa avalado por su calidad; y para los estudiantes representa la certeza de que obtienen conocimientos que les permitirán distinguirse en el ámbito de las organizaciones.

Con el Consejo de Acreditación en Ciencias Administrativas, Contables y Afines (Caceca), única instancia en México reconocida por el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior como responsable de avalar programas académicos, se han revisado diferentes carreras en algunos de sus campus desde 2012, a saber: en Campus Reforma, Contaduría Pública, Finanzas y Banca, y Administración; en Campus Chiapas, Contaduría Pública; en Campus Tlalnepantla, Administración, y Finanzas y Banca; y en Campus Querétaro, Administración. Cada una de estas siete acreditaciones se logró gracias a autoestudios que involucraron a numerosos colaboradores de la EBC en cada caso, y actualmente se traducen en estrategias y procesos enfocados a la calidad.

La historia con la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (Fimpes), que realiza acreditaciones institucionales, comenzó desde junio de 1998, y desde entonces se ha llevado a cabo tres autoestudios avalados por ella.

El más reciente autoestudio de la Fimpes que llevó a cabo la EBC, versó sobre capacidad y efectividad. En él se evidenció cómo se vive la filosofía institucional a través de su misión y cómo su enunciado ocurre en cada uno de nuestros egresados; de igual forma, comprobó las mejoras comprometidas en las diversas etapas del proceso.


TODA acreditación refuerza la garantía de excelencia educativa que la Institución ofrece a sus estudiantes.



Este último autoestudio refrendó la acreditación Lisa y Llana, máximo reconocimiento de calidad que otorga la Fimpes, alcanzada por vez primera el 27 de septiembre de 2006. Una década después, en la ceremonia ocurrida el 28 de abril de 2016, la EBC recibió dicha acreditación en su tercera versión de manos del ingeniero Rodrigo Guerra Botello, Secretario General, y de la doctora Sonia Bacha, Directora del Sistema de Acreditación.

Para la EBC es importante también obtener acreditaciones de organismos internacionales, por lo que desde 2015 ha iniciado el proceso para un nuevo autoestudio avalado por el Accreditation Council for Business Schools & Programs, del cual ya es candidata.

Cada autoestudio demanda la colaboración de un gran número de personas de todos los campus de la EBC. Permiten conocer a fondo las diversas áreas de la institución y a las personas que laboran en ellas. Cada acreditación tiene sus propias características, requieren procesos particulares e implican diferentes periodos de análisis que pueden ir desde un semestre, como es el caso de las certifi caciones de Caceca, hasta tres años (Fimpes). En todos los casos ofrecen datos e indicadores que promueven la mejora continua.

La Coordinación de Acreditaciones Institucionales la conforman Gerardo Figueroa Navarro, Liliana Sánchez Bermúdez y Artemis Benavides Durán, quienes además forman parte de la plantilla de pares académicos evaluadores tanto de Fimpes como de Caceca.

*Directora de Museo EBC